La perfecta cabrona

Pues si, hablar por hablar, porque no tengo nada mejor que hacer, una mañana ociosa o aburrida, depende de quien lo mire.
Y voy a hablar de la perfecta cabrona, si, porque me apetece y porque llevo ya varios dias proponiendome ser una autentica cabrona. Esta visto en este miserable mundo, que cuando más corazón tienes o más te preocupas por los demás, lo unico que recibes pisotones, asi que he dedicido cambiar mi forma de actuar…digamos, que voy a intentar ponerme en contacto con mi cabrona interior, que durante mucho tiempo tenia la señal apagada o fuera de cobertura.
Para dicha empresa, ya que una cabrona ademas de nacer, tambien se puede hacer, de eso estoy segura, he vuelto a leer el libro:
"manual de la perfecta cabrona" de Elizabeth Hilts, ya ni se las veces que me lo he leido con resultados más bien nulos..que oyes, ser una cabrona no es fácil.
La cosa va bien hasta que abres el libro y te encuetnras con la descriccion del "encanto tóxico", que viene a ser algo asi, como que intentamos endulzar la vida para hacerla más llevadera, malo, malo, mi dulzura empalaga, partiendo de ese hecho, estoy sumida en el encanto toxico, que me lleva a no saber decir que no a nada y a mirar por los demás en vez de por mi. Hasta ese punto bien..pasemos a la siguiente fase, un minitest, para saber cuan encantadoramente toxica puedes llegar a ser.
Primeras preguntas:

1-¿alguna vez has querido cantarle las cuarenta a alguien, y en lugar de eso has comido un pedazo de pastel?
2- ¿que tal el pastel entero?

Bien, a lo que yo me respondo, joder, que era de chocolate, a quien tengo que odiar, al pastel de chocolate, o a mi misma, y pienso que prefiero odiarme a mi misma mientras me como un trocito de pastel..luego odiare al pastel por habermelo comido entero, no es cuestion de odiar, es cuestion de cambiar de sitio el odio. Empezamos mal.
Bien, las otras pregutnas ya no vienen a cuento, a la mayoria he respondido que si, y los resultados de este test me dicen que estoy utilizando demasiada miel. yo la miel la uso en la leche, hubiera quedado mejor con chocolate, si, quizas, lo veo todo de chocolate negro o blanco..a veces incluso lo veo de colores, es lo que tiene el chocolate con lacasitos dentro.
Sigo leyendo y me dicen, no te preocupes, la cabrona que tienes dentro te espera, perfecto..yo tambien la espero a ella, a ver quien llega antes.

El siguiente capitulo me dice que tengo que conocer a mi cabrona interior, y yo pienso, claro, para algo tengo este libro entre las manos, sino, estaria cogiendo polvo en cualquier libreria, esperando que otra mujer sienta la necesidad de ponerse en contacto con su cabrona particular.
Bien, primer ejercicio…simple, tan solo lo compone una frase, que desde este momento será tu biblia: YO CREO QUE NO.
Luego me preguntan: ¿puedo ser encantadora sin ser toxica?, en este momento se me ha venido a la cabeza hulk, no se porque..y al verlo todo en verde, me han entrado ganas de tomar una cerveza, pero claro, no me gusta la heinekken y ¡mierda!, no tengo a mano ningun pastel.
Sigo leyendo anecdotas y consejos y me encuetnro con:
" La existencia de la cabrona interior no tiene que ver con la culpa", y me digo a mi misma, lo se, duermo muy bien por las noches, con la conciencia bien tranquila, a pesar de haberme comido todo el pastel (era de chocolate), lo que quiero es ser una cabrona, no echarme la culpa ni por serlo ni por no serlo, bueno, quizas, en lo segundo un poquito más, nada que un poco de miel no quite y sobre todo si le echas limón, que para eso las abuelas sabian un rato.

Bien, luego habaln de la cabrona en la cama, esto se pone interesante, hablan de la cabrona enamorada, vaya, lo que hay que hacer para conservar a la cabrona interior…este capitulo me lo salto, no me interesa, pues no quiero ser una cabrona en el amor, no me hace falta, porque quizás eso sea lo único en mi vida que va sobre ruedas. Pero espera, hablan de sexo, ¡si! de los órgasmos y de la seguridad. Bien, nada que no sepa, o nada que una persona en sus cabales no sepa, seas encantadora o cabrona..está claro que todo hay que hablarlo, y yo hablo por los codos. Este capitulo no me sirve.
Bien llegamos a otro punto interesante. La cabrona y la comida. Aqui doy por sentado que ya me tengo que olvidar del pastel (aunque sea de chocolate), me estoy sintiendo mejor, acabo de leer esto:
"nuestra cabrona interior, distingue muy claramente lo absurdo que resulta matarse por intentar parecerse a otra persona, cuando una de nosotras ya es una belleza"
Bien, perfecto, soy una belleza camino de ser una cabrona, eso me gusta. Eso me lleva al siguiente capitulo, que habla de la cabrona en la vida cotidiana, no tengo que tener miedo a desgastarla, y la puedo sacar de paseo siempre, en cualquier ocasion, perfecto, siempre quise tener una mascota.
Resumiendo los siguientes capitulos, hablan del poder y del conocimiento, nosotras podemos..si, eso lo tengo claro, energia tengo de sobra, pero eso de canalizarla no se me da bien, por eso estoy asi…me voy a concentrar a ver si me está hablando ya mi cabrona interior, y la muy desgraciada no va y me salta: ¡Creo que no!

Bien, para finalizar, leo que hay que tener cuidado con volver a caer en el encanto toxico, cuidado tendré, pues una vez saque de paseo a mi cabrona, creo que als cosas irán mejor, me dice que tengo que dejar de disculparme por todo y comerme el pastel entero (adios pastel de chocolate), bien, anoto mentalemente y me pregunto ¿meter un dedo en el pastel de chocolate?¿eso podré hacerlo?

YO CREO QUE NO
Ahora me digo a mi misma:
¡yo invoco el poder de la gran cabrona interior!, pero ahora no pasa nada…espera, hay apéndices:

La cabrona que hay en toda mujer, me hablan de Kara, de Lilith, de Catalina de Médicis, de Katharine Hepburn, de Lisistrata y, chan channnnnn, deBuffy, la cazavampiros.
Bien, luego me hablan de:
los hombres que las aman, y aqui me dicen que un principe comprende la esencia de la cabrona inteiror. La entiende. Luego me dejan claro qeu un principe no es un dominate, y me escriben unas pautas para saber quien es un principe. Bien, ni las leo, mi churri es un principe o lo uqe haga falta, y me entiende siendo encatadoramente toxica o una perfecta cabrona, hombre, más de lo priemro que de lo segundo.
Esto se pone interesante: Valora tu coeficiente de principe ( CP), vaya, esto no me corresponde a mi hacerlo, pero igualmente lo leo, puede ser curisoso. Termino de leer y lo único que saco en claro, es que ellos deberian ponerse en contacto con su principe interior y nosotras con nuestra cabrona…

Último apéndice:
cabrona en diez minutos:
Punto número uno: mirarse a los ojos  e imaginar situaciones que requieran un YO CREO QUE NO. Un segundo, que voy a mirarme en el espejo y ver que se siente.
Estoy de vuelta, bien, una bonita sensación, ahora lo interesante sería llevarlo a la práctica, ya os contare.
Punto número dos: Elegir con nuestros bolsillos, reunir todas las resvistas que tengo por casa y arrancar cualquier anuncio que me resulte ofensivo, bien, lo podria hacer, pero no creo que en la muy interesante o la Acción encuentre nada del tipo que odie, para eso me compró esas revistas, porque me gustan todo de ellas y no porque las odio, no le veo sentido..probaré con un periodico, pero me da a mi, que tendrai que quemar todo el periodico y sin tan siquiera abrirlo…
Punto número tres: Me amo, creo que soy genial.  Que viva el amor propio, claro que si
Punto cuatro: Los 10 más buscados, bien, me dice que tengo que ahcer una lista con aquellas personas con las que más he utilizado el encanto tóxico, recrear esas situaciones  e imaginar como me hubiera gustado que fueran. Mi lista se reduce a un apr de personas, y hace mucho tiempo que deje de pensar en ellas..perfecto…esto lo haré mentalmente cuadno tenga una ocasion mejor, prometo no tener ningun pastel a mano, y menos de chocolate.
Punto cinco: Con una amiga, y de buenas a primeras leo, que esto es un entrenamiento intensivo, una debe ponerse en frente de la otra y practicar el "yo creo que no", perfecto, ¿alguna voluntaria?, nos podemos echar unas risas, y ya de paso hablar de nuestros principes, pero no espereis pastel de chocolate.
Punto seis: La poderosa canción de cuna, bien, el último punto, donde se habla de antes de ir a la cama, esta claro que es un momento de reflexion para todos, donde masticas lo ocurrido por el dia y donde, a lo mejor se te quita el sueño si has comido demasiado pastel.

Está claro, ya he terminado el libro, y ahora solo me queda decir yo creo que no, espera, me siento un poco más cabrona ¿será verdad qeu esto es efectivo?, no lo sé, supongo uqe algún dia encontraré la respuesta, por lo pronto, las ganas las tengo…
¿cabrona, estás ahi?

5 comentarios to “La perfecta cabrona”

  1. rosana Says:

    el dia que kieras con una heineken en la mano, que ami si me gusta!!!!jiji practicamos el "yo creo que no" jaja puede ser divertido!!
     
    musutxussssssss
     
    p.d. el prox dia que comas pastel de chocolate me avisasssss

  2. LUCIAAAAA!!!!! no te pongas en contacto con tu cabrona interior a mi me gustas como eres  no cambiesssss

  3. yo creo que si que eres encantadoramente toxica y eso me gusta.
    un besoteeeeeeee muyy fuerteeeeeee

  4. Tal vez ya sea tarde para escribir este comentario, puesto que estamos en el 2010, pero me encontré con este blog justamente hoy, yo tambien compré ese libro y me llevé una decepción, pero recientemente me prestaron otro libro y se llama “por que los hombres aman a las cabronas” en contraste con el otro libro, este si decia cosas interesantes y si tenia mucho sentido, yo no soy cabrona pero ahora empiezo a cosiderarlo pero en base a este libro que te dije.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: