El jardin de las delicias

El jardin de las delicias

Los
vivos eran los que no se daban cuenta de que sucedían cosas extrañas y
maravillosas, porque la vida estaba demasiado llena de cosas aburridas
y mundanas.
Naces, vienes al mundo con calma bajo la atenta mirada de tus padres, lo tienes todo o casi todo, pero siempre quieres mas.
Lloras
cuando tienes hambre y sonries cuando se satisfacen todas tus
necesidades. Eres feliz, absoluta y plenamente feliz porque vives en la
ignorancia. Es el paraiso.
No te hace falta comer del arbol
prohibido porque Eva se encarga de alimentarte,no crees en ningun dios,
porque no te hace falta.
Te acunan, te cantan y tus sentidos se despiertan de un profundo letargo, embriagandote.
Empiezas a caminar, a hablar, y te relacionas con los demas seres de tu especie. Creces.

Ahora
es cuando abres los ojos al mundo que te rodea, al de verdad, a aquel
que tus padres te ocultaron con cientos de cuentos infantiles,
camuflados bajo un tierno y dulce disfraz.
Siempre corriendo de aqui
para alla, consumido por la envidia, el odio, la avaricia, la soberbia.
Construyendo y destruyendo todo aquello que te rodea.
Ya no hay
tiempo de pararse, el mundo gira y gira y el vertigo se adueña de todos
y cada uno de ellos,incluido de ti. La rutina, el trabajo, el dinero,
buscar el pan de cada dia, aquellos castillos de arena en el aire que
son la base de tu sociedad, independientemente de donde hayas nacido.
Quieres
saber mas, de donde hemos venido, que somos realmente, si hay vida
despues de la muerte. Quieres pisar la luna, conocer el universo, pese
a que desconoces tu propio mundo.
Inviertes millones en asfaltar
bosques, en cubrirte de objetos que rara vez vas a utilizar en todo su
esplendor.TRabajas para ello  y consumes tu tiempo, ya no lo tienes, lo
has perdido, sigues caminando dia tras dia, pensando que solo los peces
tienen una memoria de dos segundos. Abocado a cometer los mismos
errores, tropezar una y otra vez con la misma piedra, pero seguir
adelante sin importarte el mañana, a menos que el mañana se encargue de
llenarte los bolsillos de monedas contantes y sonantes.
Te crees superior porque vistes de uniforme…
te crees superior porque te llaman doctor…
te crees superior por tener una tele de plasma…
te crees superior porque has sido capaz de sobrevivir un dia mas en esa jungla de alquitran.
Miras por encima del hombro a tu vecino, crees que tienes el poder de las armas o de la razon, a cada cual peor.

Oh,
si, vives absorto en tu propio mundo, aquel que crees haber construido
con tus propias manos, pero te olvidas que estas a merced de aquellos
elementos que pretendias controlar.
No estas solo en el universo y
si, eres tan pequeño e insignificante como pretendias obviar,
creyendote dueño y señor de todo lo que te rodea.
Pero te has
olvidado de tu propia vida, y es en este preciso instante, cuando una
gigantesca roca se precipita hacia tu burbuja, atravesando la atmosfera
con rapidez, haciendote ver lo que en realidad eres. Una marioneta de
algo superior a ti.
Pero siempre has sido una marioneta de tu propio
sistema, has sido demasiado comodo, demasiado confiado, dejando que
otros decidieran por ti, y no siempre tomando la decision correcta.
Ahora
poco te importa si lo vieron venir, si hicieron algo por impedirlo o
por precaverte. El infierno se acerca, te mira a os ojos, se rie de ti.
Instantes antes de morir te das cuenta de que has malgastado tu vida.
Cuantos amaneceres te has perdido…
Cuantos besos que no has dado…
cuantos te quiero no has dicho…
Es
ahora cuando recuerdas esa tranquilidad al nacer, cuando recuerdas lo
mucho que te gustaba pasear por aquel bosque, cuando recuerdas el olor
de la calle tras la lluvia, y lo echas de menos. Pero ya es tarde.
Si,Los
vivos eran los que no se daban cuenta de que sucedían cosas extrañas y
maravillosas, porque la vida estaba demasiado llena de cosas aburridas
y mundanas. Solo cuando la muerte empuña su guadaña y corta el fino
hilo que nos separa de la vida, nos damos cuenta de que en realidad,
desde que nacemos, nos hemos olvidado de vivir, para acabar siendo
consumidos por nuestro propio infierno.

Lucia (escrito en Septiembre 11, 2009)

Una respuesta to “El jardin de las delicias”

  1. MMmm, me suena esto… XDXD.

    Saludines.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: